Administración del recurso hídrico

//Administración del recurso hídrico
Administración del recurso hídrico 2017-03-30T14:13:49+00:00

Estrategia y Progreso

ESTRATEGIA GRI 103-2
PROGRESO GRI 103-3
Optimizar el consumo de agua.
  • En Colombia se desarrollaron proyectos que permitieron una reducción de 4,8% en el consumo de agua por tonelada producida con respecto al 2015 y una reducción acumulada de 25,8% desde el 2010.
  • En México, Costa Rica, Perú y Chile se logró una reducción de 7,4% respecto al 2015.
  • Se optimizaron procesos de recuperación de corrientes de agua en Colombia, con los que se logró un nivel de reutilización de 10,9%, equivalente a 149.286 m3.
Reducir el impacto sobre el recurso hídrico a través del manejo adecuado de vertimientos.
  • Los negocios Cárnicos, Helados y Chocolates trabajaron en el establecimiento y optimización de sus plantas de tratamiento de aguas residuales, con una inversión total de COP 5.704 millones.
Gestionar el recurso hídrico en la cadena de valor.
  • Se trabajó con el Fondo Mundial para la Naturaleza y con el fondo de agua Cuenca Verde en la protección del agua y la reducción de impactos en la cadena de abastecimiento.
  • Se evaluaron 382 contratistas y proveedores para verificar aspectos de sostenibilidad del recurso hídrico, entre otros asuntos ambientales.
Conocer y valorar los riesgos hídricos de las operaciones.
  • Se realizó la valoración de los riesgos hídricos para las operaciones en Colombia, México, Costa Rica, Perú y Chile, que incluyó riesgos biofísicos, regulatorios y reputacionales.
Consolidar el modelo de precio real del agua.
  • Se implementó el modelo para la evaluación de iniciativas de ecoeficiencia hídrica, que será aplicado en la evaluación financiera de proyectos.
ESTRATEGIA GRI 103-2
PROGRESO 2016 GRI 103-3

Propósito

Reducir el impacto directo e indirecto sobre el recurso hídrico a lo largo de la cadena de valor y mitigar los riesgos asociados a situaciones de escasez o deterioro en la calidad del recurso, como insumo para las operaciones de la Compañía y para sus comunidades de influencia.

Riesgos y oportunidades GRI 103-1

Colaboradores Colcafé, Medellín.

El Foro Económico Mundial señaló el riesgo hídrico como el tercero de mayor impacto global para el año 2016, advirtiendo que el cambio climático incrementó la probabilidad de modificaciones en los ciclos de lluvias y los eventos extremos, y por tanto en la seguridad de la producción de alimentos. Se estima que para el año 2030, la demanda de agua excederá la oferta sostenible en un 40%. Ante este panorama, Grupo Nutresa actúa proactivamente en el establecimiento de una cultura de sostenibilidad del recurso hídrico en sus operaciones directas, en las que tiene una meta de reducción del 30% del consumo, y en la formulación de un marco de gestión que involucra actores de su cadena de valor.

Dentro del marco de gestión, el modelo de valoración de riesgos hídricos consolidado por Grupo Nutresa en el 2016 consideró aspectos biofísicos, regulatorios y reputacionales. El objetivo consiste en que cada planta u operación conozca sus riesgos específicos y formule planes de acción para mitigar aquellos de mayor impacto. Este modelo calcula un factor de riesgo, que a su vez es utilizado en el modelo de precio real que promueve la sostenibilidad de este recurso.

Si bien el riesgo hídrico se presenta como un reto, Grupo Nutresa confía en que las alianzas con sus grupos relacionados logren influir positivamente en la conservación del agua para las comunidades y operaciones directas, tanto a corto como a largo plazo. Además, la reducción de su consumo en los procesos puede traer eficiencias en productividad y ahorros operacionales.

Perspectivas

Grupo Nutresa reconoce la importancia del recurso hídrico para la vida en el planeta, el bienestar de los ecosistemas y la seguridad alimentaria. También es consciente del importante papel de las empresas en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales proponen metas relacionadas con el uso eficiente y conservación del agua.

El marco de gestión del recurso hídrico para los próximos años estará compuesto por acciones internas y externas para promover su consumo sostenible en las operaciones, comunidades y grupos relacionados.

Las plantas de producción seguirán implementando las medidas necesarias para reducir el consumo por tonelada producida en un 30%, en comparación con el consumo del 2010. Se desarrollará la tecnología necesaria no solo para cumplir la regulación de vertimientos, sino para liderar prácticas de reúso y de cero vertimientos donde esto sea posible. Durante el 2017 se iniciarán los planes de mitigación de los riesgos identificados y la implementación del modelo de valoración y precio real del agua como parte de la metodología de priorización de recursos orientados a inversiones de capital.

En la cadena de valor se trabajará en proyectos específicos para la sostenibilidad del recurso hídrico como insumo de las principales materias primas.

Como parte del compromiso con las comunidades y grupos relacionados, se fortalecerá la divulgación y transferencia de políticas y buenas prácticas, y se aumentará el número de alianzas con entidades o partes relacionadas para trabajar conjuntamente por una gestión sostenible del recurso hídrico.

Casos de éxito y reconocimientos GRI 103-3

La central de beneficio Farallones, proyecto adelantado por la Cooperativa de Caficultores de Los Andes y el Negocio Cafés, ha permitido que los caficultores realicen las labores de despulpado, lavado y secado del café con una reducción en el consumo de agua de un 90%, pasando de aproximadamente 35 litros a solo 4 litros por kilogramo de café seco.

Meta 2020: reducir en un 30% el consumo de agua por tonelada de alimento producida.

Progreso 2016 GRI 103-3

Iniciativas de optimización

El Negocio Cárnicos, en sus plantas de Medellín, Bogotá, Barranquilla y Caloto, ahorró 38.000 m3 gracias a la optimización del proceso de esterilización de enlatados, a partir de la recirculación del agua de enfriamiento y a la optimización del consumo de agua en los procesos térmicos.

Así mismo, los negocios Chocolates en Perú y Cafés en Medellín ahorraron 1.900 m3 en la lubricación de bombas y cadenas de arrastre en procesos productivos. En la planta del Negocio Cafés en Ibagué se economizaron 3.400 m3 por reúso en procesos de extracción de café soluble y retrolavado de filtros de suavización. En el Negocio Chocolates en Rionegro se ahorraron 6.741 m3 a través de la recuperación de condensados de vapor de las calderas de gas.

Captación total de agua según la fuenteGRI 303-1 [ODS 6]

Acueducto
Superficiales
Subterráneas
Agua lluvia
Total (miles de m3) Intensidad de consumo (m3/t.p.)
Colombia
Perú
1.472,1
1,99
2013
1.512,4
1,93
2014
1.433,0
1,78
2015
1.374,0
1,70
2016
41,2
3,05
2013
40,2
2,65
2014
38,4
2,42
2015
33,7
2,21
2016
Costa Rica
México
42,0
1,02
2013
43,1
1,04
2014
42,4
0,93
2015
43,0
0,95
2016
12,8
0,96
2013
9,5
0,70
2014
27,2
1,11
2015
23,5
0,90
2016
Chile
República Dominicana
644,5
4,85
2013
683,0
5,43
2014
622,9
5,61
2015
516,4
5,11
2016
N/D
2013
N/D
2014
N/D
2015
45,2
6,14
2016

Porcentaje y volumen total de agua reciclada y reutilizada GRI 301-3 [ODS 6] [ODS 8] [ODS 10]

Miles de m3
59,5
4,0%
2013
74,6
4,9%
2014
101,3
7,1%
2015
149,3
10,9%
2016

Proyecto de recirculación de agua de autoclaves, Negocio Cárnicos.

Saneamiento y gestión de vertimientos

Entre los principales logros del año 2016 se destaca el cumplimiento de la reciente normatividad de vertimientos vigente en Colombia. En varias plantas de los negocios Cárnicos, Cafés y Chocolates se realizaron inversiones significativas para asegurar el cumplimiento de los parámetros de vertimientos previstos en la norma. El total de las inversiones ascendió a COP 5.704 millones. En el Negocio Cárnicos, las plantas de tratamiento de Envigado, Barranquilla, Rionegro, Medellín, Caloto y Panamá efectuaron durante el 2016 las fases de ingeniería y las obras civiles para el establecimiento, en el 2017, de las diferentes unidades de tratamiento. La planta del Negocio Helados en Manizales se encuentra en el proceso de repotenciación con la incorporación de una unidad de tratamiento biológico anaerobio.

Tipo de tratamiento de las aguas de vertimiento GRI 306-1 [ODS 3] [ODS 6] [ODS 12] [ODS 14]

Primario
Secundario
Terciario
Colombia
55,4%
29,1%
15,5%
México
0%
68,8%
31,2%
Perú
0%
0%
100%
Chile
32,8%
0%
67,2%
Costa Rica
4,5%
84,1%
11,3%
Panamá
0%
100%
0%
República Dominicana
100%
0%
0%

Destino y calidad de las aguas de vertimiento GRI 306-1 [ODS 3] [ODS 6] [ODS 12] [ODS 14]

Conoce las cifras pasando el puntero

Kilogramo / tonelada producida
2013
2015
2016
2016
1,19
0,88
1,08
5,24
DBO
3,16
2,52
3,24
2,08
DQO
0,43
0,6
0,34
2,24
Sólidos suspendidos
0,09
0,04
0,06
0,03
Grasas y aceites

Modelo de valoración de riesgos hídricos y precio real del agua

Grupo Nutresa actúa proactivamente tanto en la reducción del consumo de agua como en la identificación de los riesgos hídricos en sus plantas de Colombia, México, Costa Rica, Perú y Chile. De esta manera, ha consolidado un modelo de valoración de riesgos hídricos y otro de precio real del agua.

Estos dos modelos están articulados con el marco de actuación corporativo y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Valorar el riesgo hídrico asociado a las plantas proporciona información que soporta la toma de decisiones para reducirlo. En consecuencia, estimar un precio real del agua permite apreciar un mejor retorno financiero y más real de las iniciativas asociadas a la eficiencia del uso del agua, así como movilizar e impulsar la inversión tecnológica o social.

Durante el 2016, Grupo Nutresa llevó a cabo un proceso de identificación y valoración de riesgos hídricos que fueron clasificados en biofísicos, regulatorios y reputacionales. Su ponderación permitió estimar un valor numérico establecido como factor de riesgo, que es particular para cada planta, incluye las externalidades del riesgo hídrico y se considera clave en la determinación del valor real del recurso.

Además de los materiales, la energía y la mano de obra necesaria para su captación, el tratamiento y suministro en los hogares y en la industria, el valor real del agua debe incluir aquellos aspectos relacionados con el concepto de capital natural y la sostenibilidad de los ecosistemas que suministran este recurso.

La explicación ampliada de la gestión del recurso hídrico está publicada en el reporte realizado para Ceo Water Mandate “Comunicación de progreso 2015-2016” (https://goo.gl/usg9GA).

Es de resaltar el ejercicio llevado a cabo durante el 2015 y 2016, a través del cual se desarrolló una matriz de materialidad para establecer los asuntos relevantes para los grupos relacionados de la Organización alrededor del recurso hídrico. Esta matriz ayuda en la toma de decisiones y enmarca la gestión del agua para los años venideros.

Como parte de la gestión del recurso hídrico, Grupo Nutresa desarrolló el modelo de valoración de riesgos hídricos y el de precio real del agua.

Planta de tratamiento de aguas residuales, Compañía Nacional de Chocolates Rionegro.

Divulgación de políticas y prácticas a grupos relacionados

Grupo Nutresa considera que las políticas permiten establecer un compromiso y definir una línea de acción hacia la sostenibilidad de los recursos naturales. Dicho compromiso se extiende, además, a los grupos relacionados y por esto hace pública su política de recurso hídrico y sus compromisos hacia la sostenibilidad del mismo en la cadena de valor, a través de alianzas estratégicas con Cuenca Verde y WWF.

Gestión del recurso hídrico en la cadena de valor

Se destacan los resultados obtenidos por el proyecto de beneficio de café desarrollado en alianza con la Cooperativa de Caficultores de Los Andes y el Negocio Cafés. Esta central de beneficio reduce el consumo de agua y mejora la calidad de los vertimientos. En el proceso de despulpado, lavado y secado del café se ha disminuido el consumo de agua hasta en un 90%, pasando de aproximadamente 35 a 4 litros por kilogramo de café seco.

La planta de tratamiento de aguas residuales cuenta con separación física para la remoción de sólidos y un proceso biológico aerobio para garantizar el cumplimiento de los parámetros exigidos por la Resolución 631 de 2015. El proceso de secado del grano debe realizarse mediante secado térmico (guardiolas) utilizando aire caliente, el cual se obtiene mediante la combustión del cisco del café (residuo de la trilla del grano de café seco), lo que garantiza la utilización de energías limpias.

Además de lo anterior, los caficultores perciben un mejor precio del grano, ya que se les reconoce una prima adicional por calidad al ser este utilizado en la producción de café para la marca Matiz.